Los riesgos y el panorama de las pequeñas empresas de Córdoba de cara a la pandemia.

Debate en Unisinú

Una reflexión sobre la crisis y el panorama que afrontan las pequeñas empresas en Córdoba, en medio de la pandemia por el coronavirus, realizaron miembros de este importante sector de la economía, en el marco del foro virtual “¿Cómo diseñar estrategias para pymes en tiempos de crisis?”, convocado por la Facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y Contables de la Universidad del Sinú – Elías Bechara Zainúm.

Durante el encuentro, realizado a través de las plataformas digitales de la Institución, la gerente de Camacol en Córdoba y Sucre, Elsa Baloco Gómez, manifestó que la emergencia tomó por sorpresa al sector, que tiene un papel protagónico en Colombia puesto que ocupan el 90% del universo empresarial y son las que mayor empleo y producción industrial generan.

“Esta coyuntura nos ha afectado, nos ha puesto un freno, pero también nos impone retos y oportunidades. Nos desestabilizó, nos sacó de una zona de confort y complicó la situación. Normalmente las pequeñas empresas no cuentan con liquidez importante o un flujo de caja que les permitiera mantenerse durante varios meses y como consecuencia de ello, el pago y la generación de empleo se han visto afectados”

Explicó la representante de Camacol.

Carolina Gómez Pachón, gerente del Hotel GHL de Montería, asegura que la actual coyuntura es desafiante y requiere que el sector de las pequeñas y medianas empresas se siga moviendo. “Esta crisis llegó, no la esperábamos y en este momento es que debemos sacar nuestra fuerza interna para seguir adelante. El impacto es materialmente visible en todos los sectores, toca a todo el mundo en su proporción, llámense empresas grandes, medianas o pequeñas”.

Gómez Pachón considera que las empresas pequeñas son las que más pueden resistir esta crisis, aunque suene contradictorio -señaló-, porque no tienen estructuras complejas que sostener.

La gerente del GHL Montería asegura que esta coyuntura tiene que llevar a la unión de todos los actores económicos. “En el sector hotelero se ha dado un acercamiento muy fuerte entre sus miembros y nos hemos ayudado en temas de manejo de la crisis. Hay que sacar las estrategias escondidas y ponerlas en la práctica, es hora de actuar con base en la planificación y en las estrategias escritas en cada organización”, destacó.

Liuber Bravo Velásquez, presidenta de la Junta Directiva de la Asociación de Empresario de la Micro y Pequeña Empresa (Asdemín), señala que el impacto de la parálisis por el Covid-19 ha sido fuerte. Dice que la razón es que las micro y pequeñas empresas no tienen la capacidad de ahorro o inversiones que les ayuden a su liquidez y que la mayoría de estas en Montería y Córdoba se han declarado ilíquidas.

“Las micro y pequeñas empresas pertenecen a personas naturales, muy pocas son de personas jurídicas, emplean a una o dos personas más, tienen contratos de trabajo diferentes que no les permiten aplicar a programas el de Apoyo al Empleo Formal (PAEF)”, manifiesta la presidenta de Asdemín, así mismo indicó que tienen muchas dificultades para acceder a créditos en la banca.

Acerca de las perspectivas del sector de la las pequeñas empresas en la región, las invitadas al foro también plantearon sus visiones.

Elsa Baloco Gómez sostuvo que las MyPimes tienen muchos retos por superar y pueden convertirse en un segmento fundamental en la recuperación de la economía. “Este sector de las micro y medianas empresas están en la capacidad de hacer una producción focalizada donde las grandes organizaciones empresariales no la pueden hacer. Sin embargo, hay que considerar que el panorama no es tan favorable, la demanda puede bajar y el rebote de la economía tardará porque el consumo se verá afectado, la capacidad de compra y la demanda interna están amenazadas y las empresas van a disminuir su capacidad de inversión”, explicó.

Carolina Gómez Pachón manifestó que una de las claves de la reactivación de este sector será la buena planificación, la cual deberá ser a corto plazo. “Son perspectivas difíciles, porque vamos afrontar una reapertura y eso siempre es duro mientras estemos bajo la amenaza del virus. Así que es muy difícil hacer un plan sin saber lo que va a ocurrir. Se tendrá que planificar al corto plazo, dependiendo de las posibilidades económicas del momento”, expresó.

La Rectora de la Universidad del Sinú – sede Montería, Adriana Suárez de Lacouture, señaló que el panorama tan interesante que se pudo conocer en este ejercicio de debate académico sobre un sector económico tan preponderante para la región y el país, no dista de la realidad latinoamericana donde justamente la Cepal ha revelado cifras que indican que cerca de 140 mil empresas están en riesgo de cierre.

Agregó que para la Universidad es fundamental seguir abriéndole espacio al diálogo regional, a través de esta clase de debates en los que se puede reflexionar de manera asertiva, con rigurosidad y objetividad académica las realidades del entorno.

Somos una institución de educación superior, de origen cordobés, fundada en 1974 que se caracteriza por su proceso de excelencia, crecimiento y constante avance, y que busca contribuir al desarrollo de la región desde su misión educativa y de responsabilidad social.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *