Nuestra historia

Luego de fundar la primera universidad pública de Córdoba, la Universidad de Córdoba, varias instituciones de educación secundaria y una entidad de educación intermedia, Elías Bechara Zainúm decide que aún se hace necesario una universidad que satisfaga los intereses de la ciudadanía en cuanto a áreas del saber como las ciencias administrativas, jurisprudencia y ciencias de la salud y es así como nace la Corporación Educativa Superior de Córdoba- CESCO el 29 de abril de 1974 donde se ofertaron programas de Administración de Empresas a nivel técnico – profesional, idiomas, Administración Educativa y Trabajo Social.

Casa Amarilla. Primera sede de CESCO.

En 1980 se creó el programa de Derecho, el cual se constituyó en motor de desarrollo institucional, teniendo en cuenta que su funcionamiento dio vida al Centro de Investigaciones Jurídicas, Sociales y Políticas (Acuerdo 045 de julio 10 de 1982) como herramienta esencial para el fomento de la investigación y el desarrollo de otros programas académicos.

Primeras edificaciones campus universitario

Más tarde, según Resolución 13000 de 30 de Agosto de 1984 la CESCO se transformó en Institución universitaria bajo la denominación de Corporación Universitaria del Sinú – CUS y, en consecuencia, los programas de Trabajo Social, Administración de Empresas e Idiomas, transitan del nivel técnico intermedio profesional al nivel profesional; este último denominado en adelante, Licenciatura en Lenguas Modernas.

Con el fin de responder a las necesidades del entorno regional y colombiano con la formación de profesionales de excelente calidad profesional, la CUS diversificó la oferta de programas de pregrado. Así, se respondió a la demanda del recurso humano calificado requerido por los macroproyectos industriales nacientes en la región como la Hidroeléctrica Urra I y Cerromatoso S.A.. De esta manera, se crearon los programas de Licenciatura en Preescolar (1985), el programa de Contaduría Pública (1989), los programas de Ingeniería Mecánica, Ingeniería Eléctrica, Ingeniería de Sistemas y Arquitectura (1994). Como resultado de la creación de estos programas, se produjo una reestructuración académico-administrativa con la creación de las Facultades de Ciencias Económicas, Administrativas y Contables; Ciencias de la Educación, Ciencias e Ingenierías y, Arquitectura que albergaron los programas creados.

En 1993, cuando la cobertura de los servicios de salud era del 23%, se aprobó la Ley 100, cuyo objetivo principal es garantizar cobertura universal de seguridad social para la población colombiana. Este reto fue interpretado por la CUS asumiendo el compromiso de hacer su aporte para darle solución al gran déficit de profesionales de la salud planteado, y tomó la decisión de crear la Facultad de Ciencias de la Salud, con los Programas de Medicina y Odontología desde 1996 y posteriormente con la creación de los Programas de Enfermería, Instrumentación quirúrgica, Fisioterapia y Psicología y con la extensión de los Programas de Medicina y Odontología a la ciudad de Cartagena (1998). Estas extensiones reunieron los requisitos de calidad con base en los cuales se abrieron y permitieron  que la Sede de Cartagena obtuviera la calidad de Seccional en el año 2000.

La creación de los Departamentos de Ciencias Básicas y de Humanidades (1995), hoy Departamento de Currículo Común Unisinú – CCU, favorecieron ampliamente la interdisciplinariedad, la flexibilidad curricular y la formación integral de nuestros educandos.

En 1997, según Resolución 0274b de 9 de Febrero y con el propósito de incentivar la articulación docencia – investigación, se creó el Centro de Estudios Sociales y Políticos, CUS, hoy con una producción de significativa importancia en el estudio de la problemática regional y referente nacional e internacional en la temática del conflicto y postconflicto social, derivado de la confrontación de los grupos alzados en armas contra el Estado, conflicto en el cual el Departamento de Córdoba ha sido uno de los más afectados y con el mayor número de víctimas.

Hito histórico en la Institución es la incursión en la oferta de estudios postgraduales, gracias a los convenios suscritos con las Universidades de Cartagena, Medellín y el CES, que permitieron poner en marcha las Especializaciones de Gerencia en Recursos Humanos, Auditoría y Revisoría Fiscal, Derecho Administrativo y Derecho Penal y Criminología. Esta experiencia sentó las bases para ofrecer bajo la responsabilidad total de la institución especializaciones en diversas áreas del conocimiento a partir de 1998. Hoy en día la oferta de posgrados es de 12 especializaciones, incluyendo la Especialización en Pediatría.

Al iniciarse el nuevo milenio y atendiendo la dinámica de la globalización, la Corporación Universitaria del Sinú brinda nuevos espacios de formación a los  bachilleres de la región con la oferta de los programas de Comunicación Social, Negocios Internacionales, Economía, Tecnología en Administración y Banca, Tecnología en Sistemas e Informática, Ingeniería Civil e Ingeniería Industrial. De esta forma, el crecimiento de la CUS se fortaleció y consolidó como la institución universitaria de carácter privado de mayor impacto, ya que ofrece la mayor diversidad de programas de pregrado y postgrado en la región.

El reconocimiento del carácter de universidad para esta institución ocurrió mediante resolución 4973 de Diciembre 29 de 2004. Esto se oficializó el 18 de marzo 2005, mediante acto académico que contó con la presencia de la Ministra de Educación Nacional, entre otras personalidades del país y la región. Según consta en la Resolución N°445 de 6 de febrero de 2007 del Ministerio de Educación Nacional, la nueva razón social de la institución es: Universidad del Sinú – Elías Bechara Zainúm, que es el nombre oficial que ostenta actualmente.

Permanente ha sido la labor institucional en pro del mejoramiento continuo soportado en la cultura de autoevaluación a nivel institucional y de programas, teniendo como punto de partida la definición consensuada de indicadores y planes de acción tendientes a garantizar un desarrollo sostenido y creciente. En estos términos, la Universidad del Sinú asume nuevos retos relacionados con los procesos de acreditación de alta calidad y la creación de programas de maestrías. Actuando en concordancia, se elevó la solicitud de verificación de condiciones de calidad ante el Consejo Nacional de Acreditación –CNA, entidad que certifica el  cumplimiento institucional de las condiciones iniciales requeridas para presentar programas académicos al proceso de acreditación de alta calidad, en el 2005.